viernes, 11 de abril de 2014

¿Embarazada? ¡Sé la estrella de las fotos!

Nadie te lo dice, bueno a mi si me lo dijeron, pero fueron tantos los problemas que tuve durante mi primer embarazo, que no tenía ganas de nada y menos de tomarme fotos, pero hay algo de lo cual te arrepientes, y es ahora a siete meses de ya no estar embarazada, en donde me arrepiento como nunca de no haber hecho lo que quería, y no haber seguido ese consejo de una mamá. Es por eso que yo te doy motivos por los cuales SI debes tomarte fotos embarazada:
Motivo # 1
Esta étapa de tu vida, no se va a volver a repetir, aún y cuando tengas planeado tener más hijos, cada embarazo es único; no tendrás los mismos antojos, no sentirás moverse a tu bebé en la misma semana, tu pancita no sera la misma y simplemente, tu bebé no será el mismo.
Motivo #2
¿Tienes amigas? Todas ellas, en algún momento, serán mamás como tu, quizá ya lo fueron, quizá serán después que tu, mucho después, y ¿Qué va a pasar, cuando se reúnan el día que todas sean mamás y se platiquen sus experiencias como madres? ¿Cómo vas a enseñarles lo feliz que fuiste en tu embarazo? ¡CLARO! con las fotos que te tomarás estando embarazada.
Motivo # 3
Quizá el más importante de todos, ¿Qué va a pasar cuando tu hijo crezca y te diga "mamá ¿Cómo era yo en tu panza?" ... ¿Piensas responderle con un "De tu embarazo no tengo ninguna, pero así naciste"?... A ti, ¿Te hubiera visto ver a tu mamá embarazada de ti? ... ¡Pues a tu hij@ también!
Motivo # 4
TODAS las mujeres subimos de peso en el embarazo... y esto me recuerda a una imagen en donde dice puras verdades de "azúcar y sal" : 

"No importa que tan gorda estés... ese bikini te queda de maravilla!
¡Aprovéchalo y TOMATE FOTOS!

Motivo #5
(Avalado por esta mamá blogger y su única foto embarazada)
EL ARREPENTIMIENTO es cruel
Pasarán los meses y tu no lo notarás, porque ya saliste de todos esos "horrores" del embarazo, pero un día, querrás volver a recordar, esos momentos en donde TODOS te preguntaban "¿Cómo están?", en donde sentías que dentro de ti se movía algo y no precisamente las tres rebanadas de chocolate que te comiste anoche, si no esos piecitos que sentías patearte, esas estiradas que más que tocar tu cuerpo, tocaban tu alma. 
Yo tenía planeado hacerme un bellypaint (pintarme la pancita) y por tonterías, dejé pasar la oportunidad, ¡NO LO PERMITAS!
Vive y disfruta tu embarazo, es lo más hermoso que te puede pasar como mujer.