jueves, 25 de septiembre de 2014

Relato de una mamá que no usó andadera con su hijo

Todos me decían que lo mejor para que bebesaurio aprendiera a caminar, era la andadera, yo al principio confiaba en ellos y ellas, porque tienen más experiencia que yo para educar, pero conforme fue pasando el tiempo, tenía la corazonada, no era lo correcto, entonces como mamá del siglo XXI me dí a la tarea nuevamente de abrir google y poner "andaderas y su mal uso" ¡Cuál fué mi sorpresa! todo lo que me habían dicho esas personas, era totalmente falso, la andadera no es lo mejor para que bebesaurio y todos bebés del mundo aprendan a caminar.

Algo de lo que mencionaba también era que en países como; Canadá y Estados Unidos, han prohibido la venta de este articulo, ya que lejos de beneficiar el andar de los niños, tiene severas consecuencias en la espalda, cadera y el sistema motriz, así como diversos accidentes ya que los bebés por lo regular aún no desarrollan el sentido de "seguro" y "peligroso" por lo que pueden crear un accidente para ellos mismos y salgan lastimados o en casos muy extremos, quemados. Estos datos al igual los ha hecho públicos Margarita Elisa, terapeuta del IMSS en México, y diversos especialistas, no me los he sacado de la manga.

¿Qué hiciste para que bebesaurio caminara?

Antes de comenzar a escribir mi experiencia, quiero dejar en claro, que es un hecho que todos los bebés van a caminar a menos que un especialista haya detectado alguna anomalía en el desarrollo motriz de tu bebé o algo parecido, al igual, quiero dejar en claro que no importa la edad de tu hijo o hija, hay bebés que caminan a los 10 meses, otros tardan más y caminan hasta los 20, en fin, no hay prisa para que camine, pero eso si, los cuidados y el amor que reciban en esta etapa, marcarán a tu bebé de por vida. 

Después de haber leído todos esos artículos, pelearme con todas esas personas que me dijeron que la andadera era buena y demás, dejé que bebesaurio gateara por si solo; acondicioné la sala de mi casa con cobijas, ya que el clima del lugar en donde vivo no requiere algo más grueso ya que hace calor, si en tu localidad hace frío, te recomiendo uses esos tapetes de foamy que venden en los super mercados para realizar esta actividad; ponía juguetes que le llamaran la atención a bebesaurio en ese momento, y lo incitaba a que se acercara a ellos, al principio el bebé llorará, sabes que tu labor es consolarlo y motivarlo a que se sienta seguro para realizar el gateo, si el está indispuesto, te aconsejo que dejes de hacerlo y juegues con el. Otra cosa muy importante es que detrás de su espalda siempre pongas un cojín o almohada por si perde el equilibrio al estar sentado y se vaya para atrás el no se golpee la cabeza.

Cuando haya aprendido a caminar, debes tener cuidados especiales, más si lo dejas que ande en el piso, es verdad que el ser estrictamente limpia hace que tus hijos no agarren anticuerpos pues su cuerpo no convive con las bacterias, pero tampoco exageremos y no limpiemos o le lavemos las manos a nuestros hijos cuando están gateando y van a comer, recuerda que no todas las bacterias son buenas y esas les pueden causar enfermedades. 

Mi bebesaurio no gateó a los seis meses como lo establecen los parámetros que usan los pediatras, el gateó casi a los diez meses. 

Cuando ya son expertos en gateo, ellos solitos, por necesidad de alcanzar las cosas, ya que todo quieren agarrar, morder y chupar, se levantan y es cuando empiezan a dar sus primeros pasitos, agarrados del sillón, de la silla, unos bebés hasta arrastran cosas no muy pesadas y se deslizan con ellas. 

Casi ya al final de este proceso del caminar del bebé, es cuando toman seguridad para soltar el sillón o el objeto que toman para andar por toda la casa, es aquí cuando tu papel de mamá o papá entra, ya que esa seguridad debes de dársela tu al confiar en el; que no se caiga, no gritándole, no desesperandote, siendo paciente cuando el o ella está cansado y sobre todo, darle todo el amor del mundo en esta etapa. 
Al final cuando veas que tu cría camina por si solo, sentirás que la vida te ha llenado de bendiciones por ser testigo de como tu pequeñx es dueñx de sus pasos.