lunes, 12 de enero de 2015

La Disciplina En Los Niños

Muchas veces pensamos que al utilizar la disciplina a nuestros pequeños querubines estamos creando militares que solamente reciben órdenes. Durante años se ha tenido la idea que disciplinar a los niños es ser malos con ellos, a reprimir sus pensamientos, que ellos obedezcan nuestras indicaciones al pie de la letra, convirtiéndonos en los generales del batallón donde nuestros subordinados atiendan nuestras peticiones. Toda esa creencia con el paso de los años ha ido cambiando radicalmente, pese algunas sociedades que son excepciones y siguen pensando que disciplina es igual a dar ordenes.
La disciplina que todos los padres deberíamos utilizar, es aquella que explica el concepto correcto de esa;
"Con origen el el término latino disciplina, la disciplina es el método, la guía o el saber de una persona, sobre todo en lo referente a cuestiones morales. La disciplina también se utiliza pare referirse a una rama científica o artística" 
Fuente: http://definición.de/disciplina/
Como la explicación pasada lo denota; los padres al utilizar la disciplina, debemos ser guías del aprendizaje de los nuestros, como los maestros más importantes de sus vidas, en donde les enseñaremos a vivir como seres humanos en comunión pacifica, en donde el amor y los valores reinen, en donde equivocarse sea valido y preguntar una costumbre sana, en donde el buen ejemplo sea la base de todo lo que se pretenda lograr en un futuro.

Pero ¿Qué tan difícil es disciplinar a nuestros hijos, siendo guías de ellos? A la mayoría de nosotros se nos enseñó que si fallas a la primera, nunca serás bueno para algo, que si desobedeces las "ordenes" de papá y mamá eres unx malcriadx  y sobre todo por ser niñx y preguntar, cuestionar yy salirte de las "reglas", pues bien, piensa en como te hubiera gustado ser criado, ¿No te hubiera gustado que en vez de llamarte "chismosx, morbosx y precoz" por abrir la bolsa de toallas femeninas, te explicaran para que son, como se usan y para quienes están hechas? ¡Ya lo tienes! ¡Es tu momento de romper con esos malos conceptos de disciplina y habla siempre con tus hijos de las cosas, explicales lo que les inquieta antes de que alguien más lo haga de manera errónea, no temas al no saber algo, nuestra ventaja es tener a la mano la increíble Internet o buscador "Google" para poder solucionar alguna duda, ya que esos insultos que recibiste en tu infancia por ser curioso por parte de tus padres, se debía al miedo de no saber que decirte o como manejar tu reacción como niño, porque, seamos honestos, con todo y el alcance de la información que tenemos en estos tiempos, nunca sabemos con que pregunta o comentario saldrán los pequeñines, pero aún así, nunca será con el afán de lastimar a alguien, recuerda que de ti depende las intenciones con las que tu hijo crezca hacia la sociedad.