viernes, 10 de julio de 2015

La Crianza Con Apego En La Adolescencia

¡Felicidades papá! ¡Felicidades mamá! Has pasado tu segunda (o tercera o cuarta) infancia junto con tu o tus hijos e hijas, reviviste lo bonito que es emocionarse al ver pájaros volando, volver a saborear un helado de vainilla, fresa y chocolate, volviste a emocionarte por que pasaban tu caricatura favorita y tus hijos también la veían, reviviste esos años de coleccionar "tazos", estampas de dibujos animados, volviste a bailar "pimpón es un muñeco", creíste que las golosinas eran de nuevo el premio más grande que puede existir en la vida por terminar el plato completo de verduras... ¿Qué tanto volviste a vivir? ¿Qué tanto aprendiste de la infancia de tus hijos? pero, oh por Dios, tu hijo empieza a hablar como gallito, ahora ya no huele a shampoo aún y después del baño, ahora huele a "sudor" y necesita usar desodorante, ahora ya no le gusta ver "Jorge el curioso" pues eso ya es para niñitos y mucho menos se viste con shortsitos de colores con estampados de caricaturas ¿Cómo? ¡Qué vergüenza! ahora el viste jeans y t-shit con estampado de una banda de rock o una frase "liberal" ... Si, tu hijx entró a la etapa que consideran la más difícil; la adolescencia ... Y no puedes hacer nada, pues es una etapa normal del ser humano, tu también la viviste, hace no mucho jeje... Es cuando te das cuenta y  te dices a ti mismx ¿Porqué no lo disfruté cuando era niñx?.

Durante la infancia, ya hiciste la gran labor de criar con apego, colechaste, diste la "titi" hasta que tu hijo o hija dijo "Ya basta", porteaste hasta los siete años y pese a todas las criticas, malos comentarios, indirectas y demás, tu hijo es el pre adolescente seguro de si mismo, con un autoestima alta y con un sentido de la humanidad pues tu labor durante su infancia ha sido constante, pero ¿Ahora que sigue? Colechar es casi imposible pues tu hijx ya pide independecia, probablemente ya tenga su propio cuarto, su propio espacio y demás, la titi ya se acabó desde hace años y el porteo ... Pues es más fácil que ahora tu hijo o hija te cargue a ti, pues ha dado el estirón de su vida en esta etapa y entonces; ¿Qué me corresponde hacer como mamá/papá durante la adolescencia de mi hijo/hija? Empecemos desde lo básico.

¿QUÉ ES LA ADOLESCENCIA? 
Vayamonos a la raíz de la palabra "adolescencia". Muchos se van con la finta y el mal significado de esta, pues caen en el error de decir que la misma proviene del latín y significa "adolece" pues ¡vaya mentira! Adolescencia proviene del verbo "adolescere" que significa CRECER. Desde ese error tan pequeño, se comienza a estigmatizar esta etapa de la vida, pues muchos catedráticos en mi formación profesional, me dijeron que de los 12 a los 17 años el ser humano "sufre"; sufre por la pérdida del niño que solía ser, sufre porque le crecen bellos en la zona púbica, sufre porque le cambia la voz, sufre y sufre tal protagonista de novela mexicana, cuando la realidad es otra. Durante esa etapa, surgen cambios en el ser humano, cambios que desde años atrás los pequeños ya estaban biológicamente listos para entrar a ella, esta etapa, no se da como la generación espontánea, es todo un proceso por el cual, nosotros como padres, debemos explicarles con anticipación a nuestros pequeños para que cuando se llegue el día, no sufran y sufran en la etapa más hermosa de sus vidas. Así que iniciemos esta etapa de nuestros hijos (nuestra segunda adolescencia) con esa mentalidad; LA ADOLESCENCIA; ES PARA CRECER COMO SERES HUMANOS, NUNCA PARA SUFRIR.

¡BIENVENIDX A TU SEGUNDA ADOLESCENCIA!

Ahora que estas consciente, que tus hijos ya no son unos niños, y dejamos atrás esa etapa, sabes muy bien que han crecido con un apego enorme hacia ti y tu familia pero ¿Qué sigue? En esta etapa de sus vidas, es importante consolidar los "auto" (¿Los auto?) No, no me refiero a que le compres un carro (a menos que se lo merezca o lo a merite la situación) Por "Los auto" me refiero a reforzar sus aspectos como persona, pues aún sigue en formación, creando un criterio y un carácter que le servirán para toda su vida, empecemos con el primer auto;

AUTOESTIMA
La autoestima, es el valor que nosotros mismos sentimos hacia nosotros mismos (vaya redundancia) en otras palabras, es el sentimiento que nuestro entorno (familia, amigos, compañeros) nos han hecho creer hacia nosotros mismos. Nacemos con autoestima pero si desde pequeños se nos enseña a valorarnos, amarnos, respetarnos y aceptarnos (como en los matrimonios) esta será la base para que en la adolescencia, no suframos algún tipo de agresión, pues sabemos que no la merecemos por ser tan valiosos en este mundo. Pues en esta etapa, te toca como padre o madre, consolidar esa autoestima, en especial en la parte física, que es cuando los chicos están expuestos a problemas como bulimia y anorexia por muchos estereotipos sociales que genera la mercadotecnia.
Hazle saber a tu hijo, hija adolescente, que su cuerpo es perfecto, que si existen marcas de sobre peso, el ejercicio y la buena alimentación pueden mejorar su CALIDAD DE VIDA, pues debemos enseñarles que es mucho mejor ser saludables, que verse "bonitos" para las fotos del "feis" (facebook). Así que mamá, papá a reforzar esa autoestima, diciéndole lo mucho que lo amas por ser un  ser humano perfecto con todos sus defectos, pues estos últimos, lo hacen único y especial.

AUTONOMÍA
Si eres una mamá (o papá) que educa con apego a sus hijos, posiblemente haz caído en el "error" de ayudarles a hacer algunas de sus tareas diarias o no tan diarias como la tarea de la escuela, pues en esta etapa, tendrás que "soltarlos" un poquito más, pues aquí es donde aprenderán por si solos a desarrollar valores como; la responsabilidad y la puntualidad. Un adolescente que se le da AUTONOMÍA es aquel que se le da derecho a expresar, elegir y explicar el porque de sus actos y pensamientos, cuando a estos se les priva de ella, serán adultos que tendrán bastantes problemas en todos sus círculos sociales como el trabajo, la familia, amistades etc. pues estarán a expensas  que mamá o papá les hagan las cosas o les resuelvan la vida en un caso muy extremo, así que fomenta la autonomía de tu hijo o hija adolescente, brindándole las herramientas que necesita para que el/ella lo haga por si solo, un ejemplo; tu pequeño desde antes de la adolescencia era muy despistado, olvidaba que tenia que realizar de tarea, donde había dejado su ropa o a que hora es su clase de guitarra, todos sabemos que las personas olvidadizas, necesitan alguien o algo que les recuerde que hacer y mamá no es la opción para crear una autonomía desde la infancia y mucho menos en la adolescencia ¿Porqué no crean juntos un horario que le recuerde, que es lo que tiene que hacer? Posiblemente no lo seguirá al pie de la letra, pero si le recordará que después de comer debe hacer la tarea... ¿No la recuerda? Entonces las agenditas escolares que ahora encuentras en todos los super mercados, le ayudarán a anotar la tarea y así recordar que es lo que tiene que hacer... Estrategias para crear una sana autonomía en tus pequeños existen bastantes, es cuestión de querer y darte a la tarea de investigar.

AUTOCONFIANZA
Muchos de mis alumnos de nivel secundaria, presentan distintos tipos de daño en su autoconfianza, pues es muy común en la cultura mexicana (dígase latina también) en donde es del diario usar frases que hacen que la confianza en si mismo no progrese, frases como "Eres un tonto ¿Qué no entiendes?" "¿Cuántas veces tengo que explicártelo para que entiendas? ¿Qué eres menso?" "¿Para qué quieres usar eso, si tu ni sabes para que es?" "Pero si tu ni sabes, ni puedes hacer eso" ... Detalles como estos, que posiblemente por herencia de nuestros padres, hemos utilizado pues son de lo más normal en cada familia latinoamericana. Es momento de iniciar el cambio, quitando estas frases de nuestra rutina e iniciar a fomentar la confianza en ellos mismos, confiando nosotras/nosotros mismos en ellos, dejando el miedo de lado, pues ellos tienen que saber que para aprender es necesario cometer errores, que estos no nos hacen menos, por el contrario quien comete errores y aprende de ellos es una mejor persona en mejores aspectos pues sabe de antemanos que no se debe de hacer. Confía en ellos para que ellos tengan una autoconfiaza sana que le ayudará a pasar avante a la etapa adulta.




SUPERA EL DUELO DE LA INFANCIA PERDIDA
Esta nueva etapa, aveces es más dolorosa para los papás que para los hijos, es en verdad lamentable ya no tener al pequeño que pedía ver un programa de niños y se conformaba con ir al cine los viernes en la tarde, no... ahora prefiere estar esos domingos familiares con sus amigos en la alberca, platicarle sus miedos a su nueva "mejor amiga" y demás actividades en las que tu como padre/madre quedan totalmente excluidos. Asumamos el papel de adultos y dejemos ir lo que ya no puede regresar, pues en la infancia, ya disfrutaste a tu hijo como nadie más lo hizo y si en la infancia, respetaste sus tiempos, ahora más que nunca debes respetar su espacio que necesita como adolescente. Quiero aclarar en este punto, para que no se mal entienda el "respetar su espacio" ya que cada quien entendemos lo que queremos; no es lo mismo el ser tolerantes a permitirles que desde esa edad hagan de su vida lo que quieran, no confundamos libertad con libertinaje, pues a esta edad, los
límites con amor no quedan exentos de sus vidas. Así que inicia tu segunda adolescencia, sin dolor, pues no haz perdido, haz ganado un nuevo aprendiz.

APARTADO ESPECIAL PARA MAMÁS Y PAPÁS SOLTEROS: Es muy común que en algún momento de la adolescencia, pregunten por esa imagen ausente; ¿En donde vive? ¿A qué se dedica? y hasta en algunos cosos ¿Puedo conocerlo? (si no es que lo piden a manera de demanda) Como ya trabajaste durante su infancia una imagen sana de esa persona que no creció con el, es posible que surjan dudas por el o ella. En la adolescencia de igual forma, no se debe satanizar a mamá o papá ausente, sea cual sea la razón del abandono, pues al hacerlo seguirán buscando llenar ese vació que han creado consecuencia de hablar mal de papá o mamá que se fué por otro lado. Deja en claro que tu hija/hijo tiene un papá/mamá y si es posible, permitele conocerlo para que el mismo pueda saber de el/ella lo que tanto no lo deja dormir. No te atormentes a ti misma por esta etapa, sabes que el amor llena cualquier hueco en el corazón.

MUCHAS GRACIAS POR LEERNOS EN DONDE SEA QUE ESTÉS, TE MANDAMOS MUCHO AMORAURIO.